Visiones de Querétaro


La ciudad de Santiago de Querétaro tiene calidad de sueño o de recuerdo. En cualquier caso, es un territorio privilegiado para la felicidad, precaria aunque cierta, que se obtiene de confiar en que los recuerdos nunca desaparecen del todo y que los sueños del pasado quizás podremos encontrarlos, para reconocernos en ellos, cuando el porvenir se deje alcanzar por el presente: será efecto de las formas que la piedra y el aire y el agua en las fuentes y el silencio y los árboles fueron tomando en esta tierra, y efecto de la determinación que esas formas tienen de no cambiar y de mantener intocada la armonía de sus proporciones. O será que hay para cada quien una ciudad en la que lo aguarda, siempre que regresa a ella, una nítida y particular explicación de su más íntima índole: una ciudad, y no necesariamente aquélla en la que vive, que define para uno lo que es y lo que quiere. Y ésta, por su perseverancia en resistir a la fatalidad que hace y deshace con nuestros anhelos y nuestras voluntades, no es mala opción para elegirla como base emocional de operaciones.
(Una de las incontables imágenes que Borges, el personaje de Borges en “El Aleph”, reconoce al asomarse al punto en el que confluyen todos los puntos del universo, es un poniente en Querétaro).

| 2 comentarios »

2 comentarios

  1. Anónimo // 12:26 p. m.  

    MUY BIEN, ESPERO QUE TODOS SE SIENTAN BIEN DESCANSADOS Y QUE SUS VACACIONES RESULTARAN PROVECHOSAS.

    Y SOBRE TODO SE ENCONTRARAN CON LA MAGIA DE UNA CIUDAD.

    SALUDOS A TODOS Y LOS INVITO A QUE DEJEN SUS COMENTARIOS PARA QUE ISRAEL NOS SIGA DELEITANDO CON SUS GRANDIOSAS APORTACIONES QUE ROMPEN CON LA RUTINA DE UNA CIUDAD PERDIDA.

    MARIBEL

  2. lorena // 8:23 p. m.  

    No es un simple recorrido por las formas que da el vistazo de una ciudad. Que bueno que tus viajes siempre van mas alla del disfrute personal y nos trasmiten el poder que dejan en ti. lore. Me gusta Querétaro.